Lanzamiento de la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos

La Fundación Luisa Hairabedian presenta la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos que tiene como objetivo informar sobre congresos, actualidad, seminarios, publicaciones, conferencias, bibliografía y postgrados relacionados a Ciencias Sociales, Estudios sobre Genocidio, Diáspora Armenia y temáticas afines

martes, 19 de junio de 2012

Ruanda pone fin a los tribunales que juzgaron a sospechosos del genocidio


MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -
   
El Gobierno de Ruanda ha puesto fin oficialmente a los tribunales comunitarios --conocidos como 'cortes gacaca'-- que supervisaban los juicios contra los sospechosos del genocidio que dejó alrededor de 800.000 muertos en el país en 1994.
   "Lo que estos tribunales han logrado ha ido más allá de las expectativas de cualquiera. Administraron justicia y, al mismo tiempo, unieron a los ruandeses", ha manifestado el presidente de Ruanda, Paul Kagame. "Estos tribunales son la prueba de nuestra capacidad para encontrar soluciones a desafíos que parecían insuperables", ha agregado.
   Varios altos cargos del Ejecutivo ruandés se reunieron durante el fin de semana para conmemorar de manera oficial el cierre de estas cortes, que finalizaron este mes los últimos juicios, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.
   El cierre de las 'cortes gacaca' se ha producido en el marco de los juicios relacionados con el genocidio en Ruanda por parte del Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), aunque se espera que se extiendan al año 2014, según fuentes del tribunal internacional.
   Los líderes y responsables intelectuales del genocidio fueron juzgados por tribunales penales y por el TPIR, mientras que los civiles que contribuyeron en los ataques y asesinatos, directa o indirectamente, fueron juzgados por las 'gacacas'.
   Pese a que este tipo de tribunales populares fueron establecidos en un principio para resolver disputas menores entre los pobladores, fueron reinventadas para impartir justicia entre la población tras el genocidio. En el mismo fallecieron al menos 800.000 tutsis y hutus moderados, según los datos publicados por Naciones Unidas.
   En total, estas cortes han impartido justicia en más de 1,5 millones de casos, según las estimaciones. Sin embargo, no han estado exentas de críticas: los opositores a este sistema argumentan que no cumplen con los estándares internacionales para un juicio justo, mientras que otros señalan que expusieron a ataques en venganza a las víctimas que testificaron ante las mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada