Lanzamiento de la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos

La Fundación Luisa Hairabedian presenta la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos que tiene como objetivo informar sobre congresos, actualidad, seminarios, publicaciones, conferencias, bibliografía y postgrados relacionados a Ciencias Sociales, Estudios sobre Genocidio, Diáspora Armenia y temáticas afines

martes, 14 de mayo de 2013

Impagable genocidio Guatemala; falta resarcimiento civil: Menchú




México, DF. Después de que un Tribunal A de Mayor Riesgo en Guatemala determinara que el Estado deberá ofrecer disculpas luego de que se dictara sentencia de 80 años de prisión contra el ex presidente guatemalteco José Efraín Ríos Montt, Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, consideró que aún falta un resarcimiento civil por hacer para que la población viva con dignidad.
"Mucho dolor porque todos estos años, casi 20 años, más bien estamos cerrando 33 años desde la quema de la embajada de España con mis padres, desde la tortura de mi madre y desde el hecho de que mi hermano fue ejecutado.
"Justamente el pueblo que hoy se levanta a pedir dignidad y hemos organizado, hemos luchado, hemos investigado, hemos guardado nuestros testimonios como tesoro; la gente ha guardado evidencias".
Y lo más impresionante, continuó Rigoberta Menchú en entrevista con Ricardo Rocha, es que a 30 años varias víctimas aún recuerdan lo sucedido; gracias a esa memoria se hizo una investigación muy fuerte. Cruza por la mente dolor porque no se puede resarcir el daño hecho "de estrangular un niño o violar una mujer.
"Los testimonios que se oyeron en el tribunal son increíbles, pero también alegría porque finalmente casi 30 años de nuestras vidas o 32 o 35 muchas personas hoy decimos, hay que cerrar un ciclo".
En ese sentido, el que se haya determinado un ofrecimiento de disculpas por parte del Estado Guatemalteco, para la Premio Nobel no es suficiente para cerrar la herida. "No hay que confundir lo que un juez de alto riesgo le pide al Estado.
"Se debe hacer frente a un tema tan impagable e imposible de cuantificar para 22 grupos étnicos, pero también para los guatemaltecos en general que en cada familia siempre hay alguien a quien le tocó sufrir.
"Pero también hay un resarcimiento civil que hacer; yo pienso que hay que entablar una demanda por compensación, por lo menos que la gente viva las próximos 100 años con dignidad, que tenga educación, que tenga salud, que tenga hospitales, que tenga empresas.
"Esto es lo más vergonzoso y desafiante de éste hecho de la sentencia; la sentencia es lo que esperamos, no sé por tanto tiempo, pero la sentencia también nos confronta a nuestra realidad. Primero hay una Guatemala que todavía tiene el tic de Reagan, de Bush, de esos años de la Guerra Fría (…), es espantoso".
Finalmente Rigoberta Menchú recordó que desde su salida de Guatemala, cruzó la frontera con una carga de sufrimiento; 33 años dedicados a su país natal "y yo algún momento pienso que merezco que me odien, porque si me odian, me odia mucha gente en Guatemala; es un odio inexplicable".
Sin embargo, destacó que ahora viene el trabajar para edificar el Museo del Premio Nobel en Guatemala, "vendría a ser una serie de gestiones para que construyamos el museo, que sea una parte homenaje a nuestros ancestros; que reconozcamos a todas las personas que nunca fueron parte de la historia oficial y que trabajemos por la educación, por la salud y entonces la medalla al Premio Nobel que está aquí en México tendrá que ir (a Guatemala)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada