Lanzamiento de la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos

La Fundación Luisa Hairabedian presenta la Red Informativa de Genocidio y Derechos Humanos que tiene como objetivo informar sobre congresos, actualidad, seminarios, publicaciones, conferencias, bibliografía y postgrados relacionados a Ciencias Sociales, Estudios sobre Genocidio, Diáspora Armenia y temáticas afines

jueves, 28 de enero de 2016

Holocaustos que para el mundo no lo son.


Gitanos, armenios y otras poblaciones han sido víctimas de genocidios y holocaustos que no han sido tan mediáticos como el judío.
Un hombre observa los nombres de las personas asesinadas durante el
genocidio de Ruanda.

En el marco del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, implantado por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Hay genocidios o exterminios a ciertos grupos étnicos, raciales o religiosos que no han sido pocos a través de la historia de la humanidad.

A continuación algunas de las masacres más abominables hechas por el hombre. 

Ruanda → A 21 años del genocidio
 Casi 11 por ciento de la población del país fue asesinada en tan solo 100 días en 1994. El millón de víctimas que pereció pertenecía a la etnia tutsi, que desapareció en un 85 por ciento a manos de los hutus. 
  
Un refugiado ruandés, con el cadáver de su hijo muerto,
durante el genocidio en julio de 1994.
La ola de violencia se desató en el país africano el 6 de abril de 1994 que, durante cinco meses, fueron asesinados entre 800 mil y un millón de tutsis (y hutus moderados), provocando, además, más de dos millones de refugiados según los datos oficiales. El 85 por ciento  de la población, los hutus, agredió, torturó y aniquiló de manera sistemática al otro 15 por ciento tutsi con un objetivo claro: exterminarlos.

Las Causas →  Tuvo que ver con la posesión de las riquezas naturales del país. Los tutsis, en su mayoría ganaderos, habían sido favorecidos por los colonialistas alemanes, y cuando estos fueron derrotados, fueron sustituidos por los belgas, que siguieron con la misma política, en detrimento de los hutus. Así, mientras los tutsis recibían una cierta educación y sus jefes eran alzados a puestos políticos con sus migajas económicas, los hutus –agricultores- eran relegados, se les negaba el acceso a las escuelas, a la enseñanza y otros derechos. Siendo mayoritarios en el país, eran sometidos por la minoría tutsi que los trataba como a siervos.

Genocidio armenio → Un millón 600 mil armenios perecieron en manos del Imperio Otomano. Ya se cumplen cien años del holocausto, ejecutado entre 1915 y 1922, y ningún gobierno turco ha pedido perdón.

Se calcula que entre 1915 y 1923, murieron 1.500.000 armenios
entre masacres y deportación.
Organizaciones armenias sostienen que durante la I Guerra Mundial millones de armenios fueron masacrados por las autoridades turcas, una cifra que el gobierno de Ankara asegura fue mucho menor.

Armenia y la mayoría de los investigadores no turcos de estos eventos los consideran un genocidio -al igual que más de 20 estados, entre los que se encuentran Francia, Canadá, Suecia, Rusia, Uruguay, Argentina, Bolivia y Chile.

El papa Francisco en abril de 2015 calificó la matanza y deportación de armenios durante la Primera Guerra Mundial como "el primer genocidio del siglo XX". 

Responsables →  La decisión para llevar adelante el genocidio en contra de la población Armenia fue tomada por el partido político que detentaba el poder en el Imperio Otomano. 

Este fue el Comité de Unión y Progreso (CUP) o Ittihad ve Terakkí Jemiyettí, conocido popularmente como los “Jóvenes Turcos”. Tres figuras del CUP controlaban el gobierno; Mehmet Talaat, Ministro del Interior en 1915 y Gran Primer Ministro en 1917 (Grand Vizier); Ismael Enver, Ministro de Guerra y Ahmed Jemal, Ministro de Marina y Gobernador Militar de Siria. 

Caso Congo → Su población perdió aproximadamente 10 millones cuando Leopoldo II, rey de Bélgica, invadió a este país africano.

Si los trabajadores no cumplían sus cuotas de
producción, le cortaban las manos a sus hijos o
mujeres.
El genocidio a los habitantes del Congo durante la colonización belga fue causado por el afán del rey Leopoldo II, quien a toda costa quería enriquecerse explotando en condiciones infrahumanas a los negros en plantaciones de caucho, minas y otros negocios, genocidio que fue denunciado entre otros por el periodista Edmund Dene Morel, el diplomático Roger Casement y el escritor Joseph Conrad.

Se calcula que durante los años de dominio de Leopoldo sobre el Congo fueron exterminados unos diez millones de nativos, la mayoría de ellos esclavizados, mutilados, asesinados o amenazados con la muerte para que trabajaran en la obtención de caucho.

Si los trabajadores no cumplían sus cuotas de producción les cortaban las manos a sus hijos o mujeres.

El historiador Adam Hochschild avanza la misma cifra basándose en investigaciones llevadas a cabo por el antropólogo Jan Vansina a partir de fuentes locales de la época, y estima que de 1885 a 1908 la población congoleña quedó reducida a la mitad por culpa de los asesinatos, el hambre, el agotamiento, las enfermedades y el desplome de la natalidad.


Los gitanos → Se estima que  desde 1940 a 1945 murieron 500 mil. Los nazis los clasificaron como raza subhumana y los exterminaron sistemáticamente porque los gitanos tenían la reputación de ser delincuentes congénitos.

Las tres cuartas partes de los gitanos que residían en Alemania
en 1933, habían sido asesinados para 1945.
Las tres cuartas partes de los gitanos que residían en Alemania en el año 1933 habían sido asesinadas para el año 1945.
En la Alemania en la que la raza aria era la que debía perdurar y liderar al mundo, los gitanos se encontraban dentro del grupo de los otros, los que, simplemente, no merecían vivir. Junto a ellos, judíos, homosexuales o disidentes políticos.

Los nazis alegaban que era una característica genética, que los romaníes o gitanos (esta palabra es considerada peyorativa por algunos grupos) tenían la criminalidad en el ADN y se transmitía de padres a hijos. En los años 20 empezaron a aprobar leyes por las que les prohibían entrar en sitios públicos como parques, ferias o baños. Se les fichó (con foto y huellas) y quienes no tenían empleo u hogar fijos fueron confinados en campos.


Conceptos 

Genocidio – Se refiere a la destrucción sistemática de un cierto grupo de personas basándose en su raza, religión o nacionalidad.  La destrucción puede tener lugar a través de asesinatos masivos, crear condiciones de vida intolerables, imponer el control de la natalidad y métodos de esterilización o el retirar a todos los niños de un  grupo y criarlos en otro grupo.  

Holocausto –  Proviene del griego que significa “todo quemado”.  Se utilizó por primera vez junto con una matanza de judíos en la edad media. Siguió siendo utilizado junto con el genocidio hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando la exterminación sin precedentes de Hitler hacia los  judíos del Holocausto llevó a la palabra a ser utilizada como nombre propio para describir esa atrocidad específica. 

Finalmente en 1948 genocidio fue codificado por las Naciones Unidas.  Asesinatos sistemáticos de determinados grupos étnicos han venido sucediendo durante miles de años, pero sólo cuando la Convención sobre la prevención y la sanción del delito de genocidio fue codificada llegó a ser un derecho internacional sujeto a castigo por el tribunal internacional, no importando quien perpetró el delito.  No fue hasta principios de este siglo, sin embargo, que se creó la Corte Penal Internacional para juzgar a los autores de genocidio.


Fuente: http://www.telesurtv.net/news/Holocaustos-que-para-el-mundo-no-lo-son--20160125-0045.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada